La digitalización en las cadenas farmacéuticas

La digitalización no es una moda o un proyecto, es una nueva forma de operar y de alcanzar nuevos niveles de desempeño, como es el caso de la industria farmacéutica, en donde es posible lograr mejoras radicales en su operación mediante una transformación con un enfoque integral y progresivo.

Es fácil imaginar a industrias como la aeronáutica utilizando tecnologías digitales, sin embargo, otras como la farmacéutica no parecen estar diseñadas para un ambiente donde la tecnología permita mejorar la agilidad y el costo de la empresa gracias a la mejora en la oportuna toma de decisiones.

El uso de la analítica predictiva, los robots para la automatización de procesos y la inteligencia artificial, todo conectado vía el internet de las cosas, permite a las empresas alcanzar niveles de desempeño nunca antes visto, pero para lograr esto, es necesario evitar el enfocarse en soluciones digitales puntuales, desintegradas, que ofrecen pobres resultados y hacen que las empresas pierdan el interés en el tema.

La base para la construcción de una solución integral, es el tener un liderazgo visionario que entienda el potencial de la digitalización, que pueda administrar adecuadamente las expectativas y así poder construir en etapas una nueva realidad tecnológica y de talentos individuales.

La inteligencia artificial, debe ser implementada de forma similar como se hace con la filosofía “lean”, no se trata de automatizar  lo que se tiene, se debe cuestionar el proceso actual y entender lo nuevo que se puede hacer con la tecnología. Los cambios deben ser sistémicos y no solamente la mecanización de las tareas.

En al caso particular de la industria farmacéutica, se pueden anticipar cinco cambios fundamentales en su operación, estos cambios de manera conjunta, producen un elevado impacto en la forma de operación y en los resultados.

El primer cambio se refiere a la forma en que se manejan los productos y procesos. Se pueden usar las nuevas tecnologías para entender mejor valores alrededor del proceso, como parámetros de calibración para los equipos, así como también para  los niveles de entrenamiento de los operadores. Es posible construir modelos analíticos avanzados para procesar datos históricos en química, manufactura y controles, y así poder entender el impacto individual de cualquier cambio.

La analítica predictiva de tiempo real es el segundo cambio relevante. Esto permite, mediante la explotación del “big data” y datos del mercado, mejorar el pronóstico de la demanda y la gestión de los riesgos de la cadena de suministro. La empresa tendrá menos exposiciones y mejor servicio.

Como tercer cambio relevante tenemos la capacidad de realizar simulaciones que permiten alcanzar la optimización. Esto se puede hace a nivel equipo, proceso, fábrica o cadena de suministro, lo que permite actuar de manera proactiva a los cambios en el entorno. Las simulaciones digitales en tiempo real, ofrecen mejoras dramáticas en aspectos de velocidad y precisión. La planeación pude ser multiniveles, multy-echelon, dentro de una cadena, con lo que se reducen los inventarios, se mejora la secuenciación y se mantiene un alto nivel de servicio.

Como resultado de lo anterior, la empresa mejorará el manejo del conocimiento asociado con sus procesos, lo que permitirá desarrollar algoritmos inteligentes más sólidos en tareas repetitivas, así como en otras de no tan alta frecuencia.  Estas nuevas soluciones, harán uso de procesamiento de lenguaje natural, por lo que la captura de la información ya no será una tarea extra o un impedimento para la documentación oportuna.

Finalmente, la utilización de asistentes digitales en las operaciones, reducirá en gran medida los errores humanos, que es posiblemente la mayor debilidad en la industria farmacéutica. La exactitud de una tarea ejecutada por un humano ronda el 92%, esto puede ser mejorado fácilmente con el uso de tecnologías como lentes de realidad aumentada o reportes de desempeño en tiempo real.

Los largos tiempos de entrega, de hasta un año, así como los altos inventarios, hasta 250 días, son parte de la operación natural de esta industria. La aplicación de la digitalización no solo debe reducir drásticamente estos indicadores, sino que puede ayudar a mejorar el EBIT anual en un 3.2% así como crecer el ingreso en aproximadamente 2.3 puntos porcentuales. La digitalización es en sí, una ventaja competitiva  que traslada la atención de la ejecución al crecimiento del negocio.

El cambio a la digitalización puede trabajarse en 3 horizontes:

  • El de la experiencia. Proyectos de alto impacto pero alcance limitado, que buscan generar un “momentum” y construir la experiencia básica.
  • El de explorar los horizontes. En donde se lanzan proyectos más ambiciosos que demuestran todo el potencial de una tecnología para inspirar ideas innovadoras y lograr diferenciadores relevantes en el mercado. Algunas aplicaciones típicas se enfocan en analítica prescriptiva, estandarización de datos o asistentes digitales.
  • El del horizonte imaginado. En donde la digitalización se propaga por toda la cadena de valor. Esta fase se deberá caracterizar por la transparencia de la información y la optimización de toda la red.

En cada etapa, se incrementa exponencialmente el beneficio para todos los miembros de la cadena de suministro.

Algunos factores a considerar para lograr una adecuada digitalización en esta y otras industrias son:

  • Invertir en capacidades y ajustar la organización a los nuevos procesos y posiciones laborales.
  • Apoyarse en un sólido y extenso plan de gestión del cambio, que abarque toda la cadena de valor.
  • Tener un nuevo enfoque sobre el desarrollo de la infraestructura tecnológica de la empresa. La tecnología debe ser un medio para conectar a los miembros de una cadena de valor, optimizar los resultados y el uso de recursos.
  • Dejar de pensar en el corto plazo. Las inversiones y los resultados no se limitan al presupuesto anual, deben ser vistas como una inversión de largo plazo que apoya una clara visión de alcanzar mejoras radicales en todas las variables clave del desempeño

La digitalización es una nueva realidad en la industria farmacéutica y debe estar apoyada con una clara visión y un robusto “roadmap” para generar mayor valor con menor costo.

Para mayor detalle sobre este post les recomiendo revisar “How data is changing the pharma operations world,” escrito por Daniele Iacovelli, Thibaut Dedeurwaerder, Parag Patel y Eoin Leydon, publicado por McKinsey & Company.

Fuente: http://spendmatters.com/mx-latam/la-digitalizacion-en-las-cadenas-farmaceuticas/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s